Febrero 20 de 2009 - Personajes

'Mingo' Martínez, el humorista inacabable

Tiene más de medio siglo regando su gracia en el Carnaval

 Pese a los 82 años que lleva entre pecho y espaldas, a 'Mingo' Martínez su humor lo mantiene joven y alegre, otorgándole un lugar infaltable en el Carnaval de Barranquilla, bien sea por sus letanías o por su tradicional disfraz de sacerdote que esparce bendiciones a diestra y siniestra a lo largo de la Batalla de Flores.


Su existencia es una interminable mamadera de gallo. Lleva la sonrisa estampada en el rostro y enraizada en su alma cantarina. Su gracia espontánea le permite cautivar el interés de personas de diferentes generaciones.


Al abordarlo en su casa, nos recibe con uno de sus apuntes costumbristas, que suelta con su voz inconfundible: "El hombre y los deportes... Entre los 20 y 40 años, el hombre practica el béisbol, con el bate caliente; de los 40 a los 60, la pesca, con la caña a media asta; y de los 60 a los 80, practica el golf, es decir, arrastrando el palo y el hoyo lejos"...


Durante más de medio siglo, 'Mingo' se ha paseado triunfante y lleno vítores como uno de los actores más recursivos del Carnaval por sus letanías, sus chistes, sus canciones, su coreografía y su jolgorio sin límite.
'Mingo' Martínez es la figura emblemática del buen humor de la Costa Caribe. A su juicio la risa es la vitamina imprescindible del alma.
"Lo contrario del humor no es la seriedad, sino la solemnidad", dice.
Sus padres, Justiniano y Susana, lo bautizaron con el nombre de Manuel Domingo Martínez Murillo. Nació el 4 de agosto de 1927 en un rancho ubicado a orillas del Caño del Auyama, uno de los predios más humildes del sector conocido como Barranquillita.