Colombianos que 'salieron del clóset'

El periodista Francisco Celis acaba de publicar 'Hombre con hombre, mujer con mujer y viceversa'.

Califique:

Foto: archivo particular

Compartir en:

Escrito en un tono coloquial, presenta en el estilo más clásico de la entrevista diálogos con homosexuales de 'todos los sexos'. Es decir: lesbianas, gays, travestis, transgeneristas, drag queens, hombres que cambian su sexo pero les gustan las mujeres y, en general, todo aquel estilo de vida que cabe en el amplio mundo de preferencias sexuales.

Los protagonistas son desde famosos de la televisión, como Endry Cardeño (Laisa Reyes), hasta escritores como el también periodista Gustavo Álvarez Gardezábal, pasando por el biólogo Brigitte LG Baptiste, profesor de la Universidad Javeriana que viste de mujer y tiene pareja femenina e hijos; el artista plástico Miguel Ángel Rojas, uno de los más importantes de su generación; el transformista Alfonso Llano (La Lupe), y Fernando Sanabria, que se declaró gay y es decano en la Universidad Nacional.

También hay personas menos conocidas, como jóvenes universitarios que explican cómo abordan su sexualidad. O un cirujano experto en cambios de sexo y un crítico de arte que revela el paso de los gays en la plástica nacional. Así que hay de todo: declaraciones desparpajadas, reflexiones profundas desde la experiencia y la academia, y voces frescas que cuentan cómo han sentido no solo el sexo, sino la evolución de su personalidad.

El autor, Francisco Celis, quien ronda los 55 años y va por su tercer libro de sexo, sacándole tiempo a su oficio como periodista de EL TIEMPO, asegura que "quería mostrar qué era esto de ser homosexual en Colombia, con testimonios de personas de diferentes edades y distintos estilos de vida".

Lo que encontró Celis es que la generación que hoy tiene más de 35 años fue muy sufrida. "Que un niño escuche que en la casa el papá dice que si el hijo le sale marica se mata, es muy fuerte", reflexiona el periodista, quien encontró, con sorpresa, que los jóvenes de hoy viven otra cosa: "En una rumba un chico está con otro o una chica con otra chica y ninguno se considera gay, sino que todo es parte de la rumba".

Pese a ello, algunos de los más famosos o que han dicho públicamente que son homosexuales no quisieron participar en el libro. Unos porque cuando contaron que lo eran, fueron muy atacados o porque los padres sufrieron mucho. Otros dijeron que no querían hacer pedagogía con su vida privada. El autor los entiende. "Yo tampoco lo haría. Aquí la gente es muy agresiva y le tiene miedo a lo diferente".

El libro también dejó marca en Celis. Al momento de pensar qué fue lo que más lo impactó, responde sin dudar: "La Lupe (el transformista Alfonso Llano). Es chispeante y su espectáculo es fuera de serie. La profundidad de Miguel Ángel Rojas. Tiene unas palabras muy serenas. Y también Fernando Acevedo, por lo que cuenta: eso de lugares donde todo el mundo está por ahí desnudo, bares swinger para gays... No fui allá, porque me da susto".

**

Endry Cardeño, la célebre Laisa Reyes

"Laisa, sin ser el objetivo del personaje, se convirtió en un símbolo sexual en Colombia eso lo tengo clarísimo".

¿Cómo lo sabe? , ¿le escribían, o le enviaban mensajes al canal?

Lo sé por cara a cara, por mensajes, por lo que escribía mucha gente de los medios (..).

¿Y cómo fue con los hombres?

Los hombres se me acercaban, no solo para tener sexo conmigo, sino para decirme a la cara y a los ojos: yo soy heterosexual, pero usted está muy buena, ojalá mi novia estuviera como usted, ojalá mi mujer fuera como usted y resulta que conocía a la mujer y era hermosa pero no era Laisa (...)".

**

Gustavo Álvarez Gardeazábal

¿Por qué comenzaron a atraerle los hombres?

"No tengo la más remota idea ni me he puesto a investigar, simplemente me gustan y punto, uno hace lo que le gusta (...)".

Qué mundo quisiera para la gente gay?


"A mí me parece que para todo el mundo debe existir la misma norma de respeto. El gran problema colombiano es la falta de respeto: si nos respetáramos todos no seriamos el país más violento de mundo y podríamos avanzar, pero acá jugamos al irrespeto como norma y fundamento de vida (...)".

Hay gente que considera que un señor vestido con minifalda, los labios pintados y candongas es algo muy agresivo.

"No, eso es algo grotesco y de mal gusto, pero no más. Feas y de mal gusto han existido toda la vida (...)".

**

Fernando Acevedo

'En lo profundo de la rumba gay'

"(...) Hay un lugar adonde vas con tu pareja gay y, de pronto, la intercambias y tienes sexo con otra persona. Todo el mundo te ve teniendo sexo ahí. (...) Tú llegas, pagas la entrada, te dan un tiquete, la llave de un locker para que guardes la ropa. La única condición clara es que no debes entrar con ropa, solamente con calzado: el que quiere entrar en pantaloncillos no lo dejan ingresar, porque si usted va a mirar tiene que ir como es. Y les dan paquetes de preservativos, porque también fomentan el sexo seguro (...).

**

La Lupe, la única

"Yo tenía unos 17 y él 42. (...) Creo que yo lo seduje a él. Porque es que a mí me daban cosquillitas en el estómago cuando lo veía. Pensaba: 'eso tiene que ser amor'. Y él también me decía lo mismo. Nos empezamos a ver, a encontrarnos, a salir , a tener relaciones íntimas, todo; entonces, nos declaramos que nos amábamos, pero me dijo: 'Yo no puedo dejar la vida que llevo, mis hijos, mi familia, por tener algo abiertamente con usted'. Le dije: 'No, es que yo no le estoy diciendo eso. Si usted me quiere, yo lo quiero y yo me adapto a los tiempos suyos'.

(...) Duramos como cinco años. Cuando consigo a alguien que de verdad me quiere y que lo quiero es un amor estable. (...) Por lo general, los novios míos han sido bisexuales. Y todavía me molestan hombres casados. ¿Por qué? No sé. A mi show va mucho hombre que va con la novia y resulta echándome los perros a mí y salimos y nos ennoviamos , y yo conozco a la novia y demás.

**

'Sí, soy marica, y qué'

'Esa vaina de ser el macho-traqueto-Pepe Cortisona para la Yayita de Condorito es repugnante en este país. No. El mundo cambió y Colombia está atrasada en eso (...). La libertad es un riesgo y al mismo tiempo, un compromiso con lo liberal, con la democracia, con el pluralismo, no con la tolerancia sino con el respeto. La tolerancia es: 'yo te tolero' es decir, 'yo te aguanto'. No, es con el respeto.

Publicado el
DIEGO GUERRERO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
HERRAMIENTAS

Califíca aquí:

Articulos
Publicidad
¿Y tú qué opinas?
Siguenos en nuestras redes

Personaliza vive.in con tu color favorito

PUBLICIDAD

Servicios

  • Blogs
  • Foros

Herramientas

Nuestra red de portales

PBX: 57 (1) 2940100. Bogotá 5714444 línea nacional 01 8000 110 211. Dirección: Av. Calle 26 # 68B-70. - servicioalclienteenlinea@eltiempo.com.co


COPYRIGHT © 2014 CEET Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. Ver Términos y Condiciones.